domingo, 16 de abril de 2017

Lecturas vampíricas: Diego Rodríguez presenta Los vampiros no creen en Flanagans

Concluimos la actividad sobre lecturas vampíricas con esta aportación de Diego Rodríguez, de 1º de ESO A. ¡Gracias a todos y todas por participar!



LOS VAMPIROS NO CREEN EN FLANAGANS

Sus autores son Andreu Martín y Jaume Ribera. La primera edición de esta obra se publicó en la colección Espacio Abierto en el 2002 y la última en la colección Espacio Flanagan el año 2009 por la editorial Anaya.


Andreu Martín Farrero, nacido en Barcelona en 1949,  es un novelista, guionista de cómic y de cine español, y además se le considera uno de los maestros de la novela negra española. Hacia 1987 comienza a trabajar con otros dos guionistas de historietas. Con uno de ellos, Jaume Ribera, es con quien crea al personaje de Flanagan, un adolescente aficionado a la investigación y que se dedica, en sus ratos libres, a resolver diferentes casos trabajando como investigador  privado. Jaume Ribera nació en Sabadell en 1953. Esta afición se ha visto puesta a prueba en diferentes obras:

No pidas sardina fuera de temporada (1988), Todos los detectives se llaman Flanagan (1991), No te laves las manos (1993), Flanagan, Flanagan de luxe (1994), Alfagann es Flanagan (1996), Flanagan Blues band (1996), Flanagan 007 (1998), Flanagan, sólo Flanagan (2000),Los vampiros no creen en Flanagan (2003) El diario rojo de Flanagan (2004), Yo tampoco me llamo Flanagan (2006), Flanagan Flashback (2009) y Los gemelos congelados (2014).

En la obra que he leído, Flanagan se va de vacaciones con su novia (Nines) y con otros amigos (Cristian, Fernando, Lourdes y Román) a un hotel de un pueblo llamado Floc para descubrir más cosas sobre “El pastor asustado”, un habitante de Floc que hacía unos años se comentaba, en la comarcaba, que había sido un “vampiro”.

Este viaje se convierte en una pesadilla porque, aparte de vérselas cara a cara con el vampiro de Floc, tiene que resolver un “encargo” de una amiga (María), y por si fuera poco, uno de los amigos, involucrado en el viaje en busca del vampiro, quiere quitarle su novia. Con todos estos problemas a su alrededor, encima tiene que aprender a esquiar con un cursillo acelerado sin que se note que nunca ha esquiado para que no se burlen los amigos.

El libro me ha gustado porque la trama va cambiando continuamente y cuando piensas que ya tienes claro lo que va a pasar o quién es el vampiro aparecen nuevas pistas que cambian completamente la investigación. A demás, como son varios los problemas a los que se debe enfrentar hace que el interés sea constante al suceder continuamente diferentes situaciones a veces cómicas y a veces de tensión que hace que sea un libro muy entretenido.

Diego Rodríguez 1º ESO A




2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar